Home > Turismo

Turismo
Hotel Restaurante Finca Eslava

El Hotel Restaurante Finca Eslava se encuentra en Antequera, a 45 km de la ciudad de Málaga. Antequera se extiende por la ladera de una pequeña colina, entre la Sierra del Torcal y una extensa llanura agrícola, ofreciendo al viajero un paisaje urbano característico de los grandes pueblos de Andalucía. Numerosas torres de iglesias y conventos sobresalen entre una arquitectura popular de cubiertas de teja árabe y fachadas de cal.

Antequera

Si por algo sobresale la ciudad es por la herencia dejada por el paso de las distintas culturas, que han hecho de ella una joya del patrimonio histórico andaluz.

Los monumentos hechos por el ser humano, desde los dólmenes a las iglesias barrocas, hacen de Antequera un lugar donde dejar volar nuestra imaginación. Por otro lado, los monumentos de la naturaleza, desde la Laguna de Fuente Piedra a la Sierra del Torcal, hacen del agua la protagonista del paisaje, ya sea en forma de refugio sagrado de flamencos o como un templo misterioso de piedra labrado por el agua desde que la montaña emergió del fondo del mar.

Más allá de Antequera, desde Campillos a Teba y desde Ardales a Bobadilla, los ríos se convierten de castillos y fortalezas, uniendo naturaleza e historia en uno de los recorridos más atractivos de Andalucía.

Monumentos

El Castillo de Antequera es la antigua Alcazaba y Cerca musulmana. Un monumento nacional del que se conservan algunos muros y la torre del homenaje, coronada por una cúpula estilo manierista de 1582 conocida como “Torre de Papabellota”.

La ciudad de Antequera cuenta con el más importante conjunto megalítico de Europa, siendo el dolmen de Menga el más antiguo. El conjunto se completa con los de Viera y El Romeral. Este último presenta una primitiva falsa cúpula. Impresionantes bloques de piedra fueron trasladados desde la cantera de la Veracruz para dar forma a estas iniciales manifestaciones arquitectónicas del hombre.

La Real Colegiata de Santa María la Mayor es un monumento nacional. Fue la antigua Real Colegiata y se construyó entre los años 1514 y 1550. Está considerada como el primer edificio con sentido renacentista que se construyó en Andalucía. En el interior destaca su planta basilical de tres naves separadas por columnas jónicas y las armaduras mudéjares de madera. La capilla mayor se cubre con elegante bóveda estilo gótico.

Gastronomía

La calidad de la cocina de Antequera lleva a dar su nombre a dos comidas muy conocidas y apreciadas en toda la comarca y fuera de ella. Hablamos de la porra antequerana, una crema de consumo veraniego, elaborada a base de pan, tomate y pimiento, entre otros ingredientes; tras el que podemos probar un bienmesabe, un dulce de yema de huevo, miel y almendras, que con ese nombre poco queda que decir de él.

Otro plato de denominación antequerana que no podemos olvidar es su mollete, un bollo de pan ideal para los desayunos, con embutido o con aceite de oliva, también del terreno. En este caso estamos hablando de un lujo que podemos probar en pocos lugares. Típicos de la época navideña son los mantecados y alfajores de fabricación artesanal.

Al igual que existen las rutas artísticas y culturales, también podríamos establecer diferentes rutas para practicar el tapeo, con una oferta variada y de calidad. Podemos elegir entre el arroz guisado, la costilla, la porra, la berenjena y el guisado de patatas, entre otras. De herencia francesa son el cocido con malvas y una clase de morcón con lengua de cerdo embutida entre aromas de canela y clavo.